La corrala de la calle Carlos Arniches, llamada "El Corralón"

En la Arquitectura popular madrileña, construida en el siglo XIX, principalmente en los barrios del Rastro y Lavapies, destaca un arquetipo de casas conocidas como corralas, con este modelo de construcción se intentaba solucionar, la precariedad y el grave problema de escasez de vivienda, derivado del crecimiento poblacional experimentado en Madrid en los siglos XVIII y XIX, y agravado por la limitación de la expansión natural de la ciudad, debido a la cerca que rodeaba la capital, levantada en 1629 por Felipe IV y derribada en 1868.