Sobre los primeros inquilinos que habitaron el Corralón

El perfil sociológico, de las personas que vivían en el Corralón, no es diferente al del resto de los habitantes del Rastro. Carecemos de noticias de quienes eran los primeros vecinos y los vendedores, prenderos o quincalleros que se establecieron con sus géneros, en los locales del patio del Corralón. Se necesitaría una minuciosa investigación en el Archivo de Villa, que determinase la existencia de licencias, pero cabe señalar que es una evidencia documentada, que el Ayuntamiento de Madrid, empezó a conceder a principios del siglo XIX. las primeras licencias, a vendedores ambulantes, para instalar cajones en el Rastro en días festivos. El Corralón, es muy posible, que se construyera con la idea de disponer de naves y espacio donde poder mostrar y guardar las mercancías que se vendían, en el ya floreciente mercado ambulante del Rastro.