Imagen del elemento

L.A. Studio

Horarios de apertura:
Lunes:
10:00 a 14:00 y de 17:00 a 20:30
Martes:
10:00 a 14:00 y de 17:00 a 20:30
Miércoles:
10:00 a 14:00 y de 17:00 a 20:30
Jueves:
10:00 a 14:00 y de 17:00 a 20:30
Viernes:
10:00 a 14:00 y de 17:00 a 20:30
Sábado:
10:00 a 14:00
Domingo:
10:00 a 15:00
Contactar con el propietario

HISTORIA
La base de L.A Studio se crea a partir del maravilloso arte de las antigüedades. Desde la inquietud de la tercera generación de una familia de anticuarios, nace un proyecto de fusión que apuesta principalmente por la estética de ayer integrada en la innovación y el diseño contemporáneo. En el 2002 se inaugura, en el castizo barrio del rastro, el show room de L.A Studio en un antiguo garaje de 700 metros cuadrados. Desde allí dan forma a esta exclusiva estética continuando con la constante búsqueda de lo exclusivo y ecléctico, desarrollando diseños propios y apostando por la personalidad de piezas únicas de ayer y de hoy.

TRAYECTORIA
Esto es lo que nos ha tenido en constante movimiento desde nuestros comienzos, la búsqueda de una estética muy particular y cercana.
Ambientes de carácter exclusivo, fusionando piezas históricas del diseño del siglo XX, seleccionadas antigüedades y curiosidades de cualquier lugar y época. La idea, conseguir la adaptación de cada pieza a nuestros días, a nuestra forma de vida, hacerla más agradable, más cercana, más fácil.
Un proyecto, la persecución constante de la fusión entre innovación y antigüedad cuidando al máximo la calidad y la estética.

Un ambiente, hemos conseguido que nos identifiquen por nuestros ambientes inclasificables y exclusivos, en los que cada pieza recupera su protagonismo envuelta en una simbiosis perfecta entre pasado y futuro. Todo esto para enmarcar las diferentes opciones que nos da la historia en nuestro presente, un presente en el que los profesionales que hacen de la decoración su forma de vida puedan encontrar en nosotros esa fusión perfecta de estilos.

SIGLO XX
Hemos hablado de eclecticismo? Eso es lo que queremos comunicar. Utiliza esos diseños conocidos de los grandes arquitectos y diseñadores industriales del siglo XX, para mezclarlos con piezas variopintas tanto de estética como de origen.

Atrévete a sentir esas piezas como únicas, reinvéntalas y déjanos mostrarte cómo las hemos unido a ambientes barrocos, de inspiración sesentera, o con lo mejor de los años cincuenta.